Pecado de conformismo

Pecado de conformismo

– Josh ¿has visto la luna esta Semana Santa?-.

+ No – afirmo alzando la vista desde el escritorio, esperando como otras veces que se alargasen las divagaciones de su compañero, que era incapaz de trabajar sin soñar despierto a altas horas de la madrugada- no he tenido tiempo para la astronomía Josh,, he acompañado a mis hijos en los pasos, es el primer año que se viste Lara ¿lo sabias?-.

– No, no me comentaste nada al respecto-.

+ Lo hizo genial, aguanto todo el paso, más tarde la recogimos e hicimos una cena íntima en casa – Ashal se acercó a la ventana de la oficina para fijarse en la lechosa luz que manaba del satélite-.

– Que de tiempo sin disfrutar de estas pequeñas cosas-.

+ Si -el haz del teclado óptico se desvaneció en la oscuridad de la mesa de la oficina al levantarse para acompañarle- cada día hay menos tiempo ¿verdad?-.

Asintió.

-Es una desgracia que cada vez seamos más en este mundo, y menos los que miremos al cielo… ya es inviable nuestra población para el equilibrio… demasiado inviable, y seguimos aquí-.

+¿Que te preocupa esta noche? ¿eh? – sonrió, evitando como otras tantas veces la seriedad de un problema tan mal planteado-.

Josh miró a su compañero en la reciente oscuridad de la sala. Una vez los empleados dejaban sus pequeños habitáculos de trabajo estos entraban en letargo por una mera burocracia de optimización de energía.

-Josh, lo único que me preocupa es, ¿qué pensarán nuestros hijos cuando miren al cielo?-.

Dudó por un instante mientras simulaba tener la luna entre sus dedos, como una brillante canica entre una red de frías nubes otoñales–.

+ Esta noche no te comprendo Ashal, ¿por qué?-.

– No me gustaría que nuestros hijos cuando mirasen al cielo buscasen ángeles y demonios Josh. Que piensen que es el reino de los ángeles y todas esas cosas… es posible que lo sea, pero me gustaría que mirasen todos y buscasen nuevos mundos y oportunidades, que soñasen hacer sus sueños realidad allí donde la infecta mano de la civilización no ha tocado aún-.

Cerró los dedos como destruyendo el mundo que sostenían las nubes y le devolvió la mirada.

– No se celebra Semana Santa en luna llena por nada Ashal, es el símbolo pagano femenino más significativo, ya sabes… Semana Santa, Resurrección, Vida… primavera, menstruación normal cuando es luna llena… todo eso. Esta semana he tenido a las tres que daba miedo verlas -rió-.

+ Da igual en que crea la mayoría de la sociedad de nuestro tiempo Ashal, paz, igualdad, Fe, misticismos… a fin de cuentas, como en tiempos de las guerras antárticas, el deseo de supervivencia y la necesidad nos hacen romper todas nuestras reglas, no nos quedará más remedio que salir de nuevo y demostrarnos a nosotros mismos que ahí arriba solo hay más de lo mismo. Pero eso no negará nuestras creencias básicas…

– Pero si nuestra interpretación ortodoxa de las mismas, me lo has dicho muchas veces… -le interrumpió- Me da tanta rabia esperar y no saber la verdad de todo este juego, ¡no quiero esperar Josh! ¡Quiero ir hoy! ¡Quiero verlo con mis propios ojos! Quiero poder flotar en la nada y dudar de si existo o no ante tanta inmensidad y desconcierto… quiero abrazarle y dar gracias por todo esto… y la única manera Josh, de poder hacerlo, es que toda esa gente deje de sentir miedo de todo aquello que esta fuera de nuestra comprensión, porque si no, todo será tabú y todo estará prohibido y no nos maravillaremos nunca con la auténtica creación, donde no somos más que polvo de estrellas extintas-.

Ashal miraba con rabia a su compañero, impotente, atrapado en la locura de sus sueños y metas inalcanzables.

+ Veo que el sint-cafe es lo bastante bueno como para concentrarte en algo, lástima que no sea en lo importante que nos concierne ahora… no te preocupes –lo animó- no te desvivas por nosotros, todos pecamos de pereza, conformarnos con lo que predican es la peor de todas, pereza intelectual. -volvió a reír- Lara me dijo que Zaesin, el mayor de tus hijos, llevaba el palo con orgullo, ¿es su segundo año en las instalaciones no?-.

Ashal volvió a mirar con añoranza por el ventanal, pareciese que él ya hubiese vivido en aquellos mundos.

– Entonces es el conformismo el origen de todos nuestros problemas, en la próxima reunión del comité pediremos nuevas condiciones, ya la Tierra no es suficiente, necesitamos ir más lejos y que se conozca lo que estamos haciendo aquí… quizás como lo es la luna para ellas, para nosotros también sea importante.

(foto del satélite bajo contaminación lumínica)

Juan de Dios Yáñez Ávila

Anuncios

Los comentarios son el alimento de estos blog's

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s